Pregunta

Haga preguntas y obtenga respuestas de nuestra comunidad

Responder

Responda preguntas y conviértase en un experto en su tema

Personal de contacto

Nuestros expertos están listos para responder sus preguntas

[SomosKudasai] Reseña | Hoshiai no Sora – Capítulo 8

Tanjiro

Administrador
Miembro de Staff
Joined
Oct 25, 2019
Mensajes
589
Puntuación de reacción
5
Points
16
lightbulb_outline ¡Advertencia! Esta reseña sobre Hoshiai no Sora capítulo ocho contiene spoilers. Si aún no has visto el episodio, te recomiendo que vayas a checarlo y después regreses a leer la reseña.

Hoshiai no Sora ocho


Esta fue una de las mejores entregas de la serie, hasta ahora, me atrevería a decir que es la más conmovedora. En este episodio nuestros chicos del club por fin conocen a su pareja contrincante para el torneo de verano. Tienen la incertidumbre sobre la estrategia de juego que implementarán pues este no es un partido de prueba. Ser espía no es una tarea sencilla, por el contrario, requiere de astucia y un excelente disfraz. Maki y Yuta son elegidos por el club para ser unas hermosas espías. Excelente elección.

¡Son tonterías!


Uno de los temas a tratar en este nuevo capítulo es la responsabilidad de vivir en toda su brutalidad. La madre de Nao discute con él porque considera una perdida de tiempo el soft tenis, tiempo en el que nuestro personaje podría ocuparse por sus estudios. La discusión se torna importante porque la actitud de Nao frente a su madre no es la de un adolescente berrinchudo es la de un ser frustrado ante su misma existencia.


Muchas de nuestras ocupaciones, así como muchas de las cosas que deseamos hacer se interponen con nuestros deberes, y cuando se es “adulto”, con las responsabilidades básicas para sobrevivir. Abandonamos lo que nos apasiona siguiendo el camino que nuestros padres creen mejor para nosotros. Criados bajo su protección comenzamos a desconocernos y a hacer lo que otros consideran que es lo más viable, pero ¿no somos nosotros los que deberías descubrir que es lo mejor para nosotros mismos?


Tomar las riendas sobre uno mismo no es sencillo, requiere de esfuerza y sobre todo de responsabilidad. Significa estar preparados, no para tomar siempre buenas decisiones, sino para enfrentar las consecuencias de las malas sin buscar a quién responsabilizar por nuestros errores. No hay nadie que pueda decir que jamás se equivocó y aunque los padres crean tener siempre la razón, nadie mas que uno mismo, tiene la tarea de descubrir qué es lo mejor para sí, viviendo él mismo su propia vida.

No sé quién soy…


Otro tema fascinante en este capítulo es la sexualidad. Maki y Yuta son elegidos para espiar al club contrincante. Ya en capítulos anteriores Yuta había mostrado su sexualidad, pero en este capítulo por fin se desarrolla el tema con mayor fuerza y con una postura maravillosa. La diversidad de género ha sido a lo largo de la historia un tabú que parece ser difícil de erradicar. Hoshiai no Sora aborda el tema como uno más dentro de la existencia del hombre mismo.


Pareciera que al nacer, el sexo define el genero y con ello también la ocupación y el rol dentro de la sociedad. La familia y la educación, según los demás, definen quién serás, o más bien quién debes ser. Ojalá la vida fuese así de sencilla. Cuando nacemos ni el sexo, ni la familia, ni la educación, ni las amistades, en fin, cualquier cosa externa a nosotros, puede definirnos. Estamos en una constante búsqueda de respuestas, pero preguntar no es un asunto sencillo. La idea de la duda, la duda misma, nos desorienta y nos mata y ante ella preferimos solo aferrarnos a lo que tenemos seguro.


Pensamos la sexualidad siempre ligada al cuerpo, se nos ha educado de modo en que experimentamos nuestro sexo en función del rol que debe cumplir en la naturaleza, la reproducción, todo lo que no encaje en ello entonces es anormal. Nosotros, los humanos, no funcionamos únicamente bajo los criterios de la naturaleza y no estamos completamente encadenados al cuerpo. La mente o el alma, nuestro sentido común nos distingue de todo lo existente, no nos pone por encima, sólo nos abre otras modos de entendernos en el mundo.



Buena parte de los conflictos existenciales por los que atravesamos, bajo los criterios de lo “normal”, lo “correcto” o lo “natural”, responden a que el pensamiento funciona de otro modo que no siempre logra corresponder con lo exterior. Nosotros siempre estamos buscando e intentando afirmar la apariencia física de modo que encaje con los demás en vez de buscar en el interior y hacer que eso que somos por dentro corresponda con lo exterior y no a la inversa. Elegir quién somos en realidad es un mal planteamiento, más bien deberíamos estar buscando quiénes somos.


¡Que no me importa que dibujar sea inútil!


Ya para cerrar, Mitsue nos dejó sobre el tintero otro conflicto que atañe a la vida. La elección de lo que somos, de lo que queremos hacer por sobre la opinión de los demás, es ir y enfrentar la soledad de la existencia. Los demás siempre esperan que actuemos en función de lo que esperan de nosotros o en función de su conveniencia. Qué fastidio detenerse por la opinión de los demás, vivir, hacer lo que nos apasiona siempre debería ser el estandarte y la finalidad de la existencia.

Conclusión


Definitivamente Hoshiai no Sora nos está dando una paliza emocional. Abordar la sexualidad como conflicto existencial, sin morbo, sin tabú es un acierto que aplaudo, no dejar a un lado todas las cargas que solemos llevar sólo por no conocernos, por no estar en la búsqueda correcta o por depender de la opinión de terceros, es otra lección valiosa de este capítulo. Solo me queda decir una cosa: ¡Vivamos! ¡Vivamos intensamente!



La entrada Reseña | Hoshiai no Sora – Capítulo 8 se publicó primero en Kudasai.

Continua leyendo...
 
Top